Jenny Rissved y su sincera publicación acerca de la Depresión y Trastornos de Alimentación

 

A veces vemos el éxito pero no sabemos que cosas pasan tras los atletas que vemos a diario en las copas del mundo y que tanto nos inspiran.

CORVOS_00026927-001-1024x683
Foto: Cor Vos

Todos los que practicamos MTB de seguro conocemos a Jenny Rissved, la sueca que obtuvo la medalla dorada en los últimos Juegos Olímpicos de Rio 2016. También sabemos que luego de ese gran triunfo entró en periodo negativo para su vida donde la depresión tomo un rol importante alejándola de la competencia. Ayer en una sincera de publicación en marco del día Mundial de la Salud Mental, Rissved hizo publico algo que siempre estuvo ligado a su depresión pero no lo supo hasta que pidió ayuda: Trastorno de alimentación.

Creo que la publicación viene del fondo de su alma y es importante de compartir así es que acá les dejo la traducción. De seguro le puede servir a alguien para tomar el camino correcto si sufre algo parecido:

“Ser una inspiración para otros al difundir mis palabras y mi experiencia es lo que más me inspira. Esta publicación ha estado por un tiempo en la lista de espera, esperando que saliera de una manera verdadera y honesta para todos ustedes que están ahí fuera. Hoy es el Día Mundial de la Salud Mental y el momento no podría ser mejor.

Como ya sabrán, he tenido una depresión. Cuando miro hacia atrás con cierta distancia entre la enfermedad y yo, ahora estoy lista para decirles que durante ese mismo período me diagnosticaron también un trastorno alimentario. Los trastornos de la alimentación, en mi caso, eran incluso más tabú para hablar que una depresión. ¿Quién podría creer que un atleta profesional no tiene control sobre su dieta?

Mi primera experiencia real de trastornos de alimentación comiendo en exceso fue hace tres años. La ansiedad y los sentimientos de culpa eran terribles. Intenté un par de veces meterme los dedos en la garganta, pero nunca lo logré. Comencé a entrenar en horas extremas y solía ponerme metas de  cuántos días no permitiría comer. En un momento descubrí que podía deshacerme de lo que había comido usando laxantes. Algo dentro de mí me dijo que esto no era normal, pero no podía parar. Lo único que rondaba en mi cabeza era comer lo más posible y luego buscar la forma de cómo llegar al baño. Mi vida comenzó a parecerse a la de un adicto y probablemente yo también me hice adicta.

A finales de 2017 busqué ayuda para mi depresión y esta fue la primera vez que fui 100% honesta sobre mi relación con la comida. De alguna manera supe  que mi obsesión con la comida y mi cuerpo estaban conectado con mi depresión y esa reunión en el departamento psiquiátrico del hospital se convirtió en mi llamada de atención. El terapeuta dijo que en realidad debería ir a una clínica de trastornos de la alimentación. A partir de entonces me inscribí en un programa para comer una cierta cantidad de comidas por día a ciertas horas sin compensar de ninguna forma. Aproximadamente 8 meses después, en junio de 2018, finalmente pude comer por primera vez en años, sin ansiedad ni sentimientos de culpa.

Deseo que una de las respuestas de las múltiples veces que busqué en Google “¿por qué estoy comiendo en exceso?” hubiese sido “porque no estás comiendo lo suficiente, ve y pide ayuda”. Espero que esta publicación sea la respuesta de esa búsqueda de Google para alguien ❤”

Sin duda una publicación profunda que a muchos nos hará reflexionar.

Jenny Rissved

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: