Desafíos: Saga Gravel Race

El pasado sábado 5 de septiembre y después de esperar mucho tiempo para volver a competir, se realizó la carrera llamada #sagagravelrace. Para muchos una nueva aventura en este mundo gravel.

No fue necesario la leñadora, la barba larga, o cualquier otra cosa que se pueda asociar a esta modalidad, sino solo las ganas de disfrutar, conocer y ser fuerte de mente para afrontar la ruda, pero bella ruta que teníamos por delante.  

SAGA Race es una serie de carreras de Gravel con seguimiento en vivo, organizada por los creadores de Across Andes, Paulina Pinto y Mariano Lopez, unos crack y pioneros del gravel local. Este tipo de carrera busca cubrir distancias entre 100 a 200 kilómetros en 5 a 8 horas dependiendo de la fecha. Esta en particular se realizó en San Carlos, región del Ñuble, donde los cerca de 120 participantes, incluida yo, recorrieron un total de 147 kilómetros y 1500 mts de ascenso.

La carrera dio inicio a las 7:30 con una leve lluvia, yo solo partí con un cortavientos impermeable, además de calza corta. Tenía la fe que despejara y al kilometro 20 aproximadamente todo indicio de lluvia desapareció, dando paso a un día despejado y agradable para el pedaleo, aunque supongo que los que iban muy abrigados se arrepintieron. Los paisajes eran maravillosos, un verde típico del sur, con campos cultivados, pinos y animales, muy fácil distraerse. Yo varias veces saqué el teléfono y grabé, pues creo que de otra forma era probable que nunca volviera a esa misma ruta, obviamente los ganadores no hicieron eso, pero yo fui feliz.

Personalmente creo que hasta el kilómetro 110 todo era felicidad, los terrenos se podían manejar sin mucha complejidad, subidas no tan largas y bajadas que, con el manejo adecuado, eran totalmente abordables, aunque, sin duda alguna, mis neumáticos 42mm (Rhombus de Specialized) y future shock en mi Diverge hicieron más fácil todo. Sabía que la ruta era 149 kilómetros aproximadamente, lo que no había asumido del todo era lo que venia al final de la carrera: 20 a 30 kilómetros de ripio donde no había posición sobre el manillar que no doliera, lo único que quería era pavimento. Faltaban 15 kilómetros y sentía que mi Garmin no avanzaba, solo veía un plano largo con piedras y sin fin, en algún momento me frustré, pero ya llevaba más de la mitad como para pensar en bajar la velocidad o abandonar.

Llegar a la meta fue emocionante, no sólo por volver a sentir la emoción de competir, sino también por lograr la travesía en un poco más de 7 horas, para muchos una locura, pero fuimos 120 locos felices ese sábado, esperando más fechas para deleitarnos con más gravel del bueno. (ruta Saga acá)

Si tu no fuiste y estás considerando ir te aconsejo lo siguiente:

  • Prepararse físicamente y mentalmente. Las distancias van de 100 a 200 kilómetros y pasan la cuenta a alguien no entrenado.
  • Cargar la ruta al Garmin. ¡Esencial! Hubo muchos sectores que iba sola pedaleando, es probable que, sin la ruta, me hubiese perdido.
  • Preparar la alimentación. Mi salvador en esta carrera fue mi bolsito Apidura en el tubo superior de la bici. Pude acceder fácilmente a la comida que llevaba previamente cortada especialmente para la carrera.
  • Leer el reglamento. Mucho de lo que nombré anteriormente y más requisitos están ahí descritos.  

Bolso Apidura Perfecto para la comida en ruta.

Nos vemos en la ruta, feliz de volver a escribir después de mucho tiempo.

Susan Barraza

Fotos: Pablo Ramirez / Team Across Andes – Saga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: